jueves, 25 de marzo de 2010

Recordando al Profeta y una dedicatoria para una nueva amiga.

Hoy ha sido una dura jornada de trabajo, muchas horas y mucho esfuerzo, estoy muy cansado y no solo de hoy, llevo unas cuantas jornadas al 120%, pero así es mi profesión, por lo menos de momento no formo parte de ese gran colectivo que son los parados.

Lo primero que he hecho al llegar al dulce hogar, ha sido descargar adrenalina de la mejor forma que sé hacerlo, colocarme los auriculares, agarrar la eléctrica y tocar lo poco que se a ritmo de heavy y rock.

Y como después de la tempestad llega la calma, que mejor forma de relajarse que recordando unas citas del Profeta más grande de todos los tiempos, Ghandi.

Nuestra recompensa se encuentra en el esfuerzo y no en el resultado. Un esfuerzo total es una victoria completa.

La violencia es el miedo a los ideales de los demás.

Puesto que yo soy imperfecto y necesito la tolerancia y la bondad de los demás, también he de tolerar los defectos del mundo hasta que pueda encontrar el secreto que me permita ponerles remedio.

La voz interior me dice que siga combatiendo contra el mundo entero, aunque me encuentre solo. Me dice que no tema a este mundo sino que avance llevando en mí nada más que el temor a Dios.

Nadie puede hacer el bien en un espacio de su vida, mientras hace daño en otro. La vida es un todo indivisible.

No hay camino para la paz, la paz es el camino.

Casi todo lo que realice será insignificante, pero es muy importante que lo haga.

Ojo por ojo y todo el mundo acabará ciego.

Realmente soy un soñador práctico; mis sueños no son bagatelas en el aire. Lo que yo quiero es convertir mis sueños en realidad.

No se nos otorgará la libertad externa más que en la medida exacta en que hayamos sabido, en un momento determinado, desarrollar nuestra libertad interna.

En cuanto alguien comprende que obedecer leyes injustas es contrario a su dignidad de hombre, ninguna tiranía puede dominarle.

En materia de conciencia, la ley de la mayoría no tiene lugar.

Es difícil pero no imposible conducir un negocio con estricta honestidad. Lo que es cierto es que la honestidad es incompatible con el amasamiento de una gran fortuna.

La no violencia bajo una forma activa consiste en una benevolencia hacia todo lo que existe. Es el amor puro.

Para un hombre con el estómago vacío, su alimento es Dios.

¿Qué diferencia tiene para un muerto si la loca destrucción es forjada bajo el nombre del totalitarismo, o bajo el sagrado nombre de la libertad o de la democracia?

Toda la humanidad es una familia unida e indivisible, y cada uno de nosotros es responsable por los malos actos de todos los demás. Yo no puedo separarme del alma más malvada.

Todo lo que se come sin necesidad, se roba al estómago de los pobres.

En la actualidad la gente sólo se preocupa por sus derechos. Recordarle que también tiene deberes y responsabilidades es un acto de valor que no corresponde exclusivamente a los políticos.

Haríamos muchas cosas si creyéramos que son muchas menos las imposibles.

La plegaria es la primera y la última lección para aprender el noble y bravío arte de sacrificar el ser en los variados senderos de la vida.

Si la muerte no fuera el preludio a otra vida, la vida presente sería una burla cruel.

Un error no se convierte en verdad por el hecho de que todo el mundo crea en él.

Tampoco una verdad puede transformarse en error cuando nadie se adhiere a ella.

Los medios impuros desembocan en fines impuros.

Mi concepto de democracia consiste en que el más débil debe tener las mismas oportunidades que el más fuerte. Esto jamás puede lograrse salvo mediante la no violencia.

Creo que la democracia auténtica sólo puede originarse en la no violencia.

La estructura de una federación mundial sólo puede erigirse basándose en la no violencia, y la violencia debe ser totalmente desechada de los asuntos mundiales.

Las diferencias de opinión nunca deben significar hostilidad. Si así fuera, mi mujer y yo hubiéramos sido enemigos irreconciliables.

Estoy absolutamente convencido de que ningún hombre pierde su libertad sino por su propia debilidad.

El verdadero demócrata es aquel que valiéndose de medios exclusivamente no violentos defiende su libertad y, por lo tanto, la de su patria y, en última instancia, la del género humano.

La democracia disciplinada y lúcida es lo mejor del mundo.

La vida hay que disfrutarla a cada segundo a cada minuto... Vive el presente no el futuro.

No escuches a los amigos cuando el amigo interior dice: ¡Haz esto!

Dios no ha creado fronteras. Mi objetivo es la amistad con el mundo entero.

No me gusta la palabra tolerancia, pero no encuentro otra mejor. El amor empuja a tener, hacia la fe de los demás, el mismo respeto que se tiene por la propia.

La alegría está en la lucha, en el esfuerzo, en el sufrimiento que supone la lucha, y no en la Victoria misma.

El capital no es un mal en si mismo. El mal radica en su mal uso.

La verdadera educación consiste en obtener lo mejor de uno mismo. ¿Qué otro libro se puede estudiar mejor que el de la Humanidad?

La Tierra ofrece lo suficiente como para satisfacer lo que cada hombre necesita, pero no para lo que cada hombre codicia.

Ganamos justicia más rápidamente si hacemos justicia a la parte contraria.

Correrán ríos de sangre antes de que conquistemos nuestra libertad, pero esa sangre deberá ser la nuestra.

La causa de la libertad se convierte en una burla si el precio a pagar es la destrucción de quienes deberían disfrutar la libertad.



Y para finalizar, quiero hacerle una dedicatoria a una nueva amiga que me he encontrado en la red, y que mejor que una cancíon de unos compatriotas suyos, es mi deseo que le guste.

El Revelde

Soy el que nunca aprendió
desde que nació
cómo debe vivir el humano
llegué tarde, el sistema ya estaba enchufado
así funcionando.

Siempre que haya reunión
será mi opinión
la que en la familia desate algún bardo
no puedo acotar, está siempre mal
la vida que amo.

Caminito al costado del mundo
por ahí he de andar
buscándome un rumbo
ser socio de ésta sociedad
me puede matar.

Y me gusta el rock, el maldito rock
siempre me lleva el diablo, no tengo religión
quizá este no era mi lugar
pero tuve que nacer igual.

No me convence ningún tipo de política
ni el demócrata, ni el fascista
porque me tocó ser así
ni siquiera anarquista

Caminito al costado del mundo
por ahí he de andar
buscándome un rumbo
ser socio de ésta sociedad
me puede matar.

Yo veo toda al revés, no veo como usted
yo no veo justicia, sólo miseria y hambre
o será que soy yo que llevo la contra
como estandarte.

Perdonenme pero así soy, yo no sé por qué
sé que hay otros también
es que alguien debía de serlo, que prefiera la rebelión
a vivir padeciendo.

Caminito al costado del mundo
por ahí he de andar
buscándome un rumbo
ser socio de ésta sociedad
me puede matar.

( La Renga , Grupo de Rock Argentino )

1 comentario:

Ana dijo...

Gracias por la dedicatoria, te agradezco también el recuerdo de las citas del profeta.
Sé que España está viviendo momentos difíciles, realmente lo lamento, como te escribía antes debe haber pocos Argentinos que no tengamos un "gallego" en el corazón (por mi parte tengo dos - abuelos-). Es lamentable lo que está sucediendo con el gobierno de ZP, pero como comentaba en otro día a Javier, el "sistema capitalista" ha hecho " muy bien " las cosas, deberemos oponer mucha "desobediencia civil" para contrarestar la deshumanización del sistema.
También creo, como leí en tu entrada anterior, que algunos blogs son expresión de una rebeldía que no se puede canalizar en esta sociedad de consumo, sociedad que rompe los lazos humanos, destroza la solidaridad y hace brotar lo peor de la competitividad.

Si extrañás un poquito Bs As te dejo un poema de Borges y un beso grande.

Fundación mítica de Buenos Aires



¿Y fue por este río de sueñera y de barro
que las proas vinieron a fundarme la patria?
Irían a los tumbos los barquitos pintados
entre los camalotes de la corriente zaina.

Pensando bien la cosa, supondremos que el río
era azulejo entonces como oriundo del cielo
con su estrellita roja para marcar el sitio
en que ayunó Juan Díaz y los indios comieron.

Lo cierto es que mil hombres y otros mil arribaron
por un mar que tenía cinco lunas de anchura
y aún estaba poblado de sirenas y endriagos
y de piedras imanes que enloquecen la brújula.

Prendieron unos ranchos trémulos en la costa,
durmieron extrañados. Dicen que en el Riachuelo,
pero son embelecos fraguados en la Boca.
Fue una manzana entera y en mi barrio: en Palermo.

Una manzana entera pero en mitá del campo
expuesta a las auroras y lluvias y suestadas.
La manzana pareja que persiste en mi barrio:
Guatemala, Serrano, Paraguay, Gurruchaga.

Un almacén rosado como revés de naipe
brilló y en la trastienda conversaron un truco;
el almacén rosado floreció en un compadre,
ya patrón de la esquina, ya resentido y duro.

El primer organito salvaba el horizonte
con su achacoso porte, su habanera y su gringo.
El corralón seguro ya opinaba YRIGOYEN,
algún piano mandaba tangos de Saborido.

Una cigarrería sahumó como una rosa
el desierto. La tarde se había ahondado en ayeres,
los hombres compartieron un pasado ilusorio.
Sólo faltó una cosa: la vereda de enfrente.

A mí se me hace cuento que empezó Buenos Aires:
La juzgo tan eterna como el agua y el aire.